Theon. You have to know your name.

Tercer post sobre personajes de Canción de Hielo y Fuego, antes vinieron Jon y Arya, y espero que no sea el último, porque disfruto mucho escribiéndolos. Éste tenía especiales ganas de publicarlo, porque éste va sobre uno de los grandes tapados del primer libro…


Theon Greyjoy contempla el mundo que si fuera una broma privada que sólo comprende él. Ha nacido para ser un kraken, pero se ha criado entre lobos. Y no ha vivido mal del todo, al fin y al cabo. Al menos al principio.

Theon te puede caer mejor o peor, pero es un personaje fundamental en los libros en los que tiene capítulos [Choque de Reyes y Baile con Dragones], esto es así. Algunos de los grandes eventos de Canción de Hielo y Fuego ocurren por su culpa o gracias a él. O a ellos… porque hay muchos Theon… ¿al lío?
He smiled a lot, as if the world were a secret joke that only he was clever enough to understand.

El Theon Stark

Eddard se hace cargo de Theon tras la rebelión de Balon Greyjoy. Que los tratados de paz incluyan rehenes es un rollo que se estila mucho en Westeros. Pero la suerte que tiene el joven Greyjoy no es tan habitual: a estas alturas, todos sabemos cómo se las gasta el bueno de Ned, es fácil imaginar que no trató precisamente mal a su invitado. Theon crea lazos más o menos estrechos con los hijos de la familia Stark, el más importante de ellos, el que le une a Robb. Son como hermanos.

Este primer Theon es arrogante, seguro de sí mismo hasta el punto de generar cierta desconfianza, y deseoso de demostrar que es digno. ¿Digno de qué? ¿Del respeto de Eddard o de Robb? ¿De ser hijo de su padre? Digno, al fin y al cabo, de desempeñar un rol importante.

Hay dos escenas en Juego de Tronos, por encima del resto, que nos permiten conocer la verdadera cara de este Theon “Stark”, dos momentos en los que vemos más allá de esa sonrisa pagada de sí misma y ese sentimiento de hermandad con Robb. El primero es un disparo de su arco que salva la vida de Bran y produce el enfado del hermano mayor. El segundo es su reacción excitada y eufórica ante la victoria del bosque de los susurros.

Theon es un Stark, ¿o es sólo un crío con aires de grandeza y sed de heroísmo? Theon es un héroe, ¿o es un imprudente que piensa que la vida es un juego? Mientras te haces estas preguntas, él sigue sonriendo, sin que sepas si se está riendo de ti, del mundo o de su propia ignorancia.
"We have won a battle, not a war."
"But
such a battle!" said Theon Greyjoy eagerly. "My lady, the realm has not seen such a victory since the Field of Fire. I vow, the Lannisters lost ten men for every one of ours that fell"

Theon Greyjoy

[En este apartado hay algún SPOILER de Choque de Reyes, creo que no muy grandes]

En estos momentos estoy iniciando la re-lectura de Choque de Reyes, donde se nos descubre al segundo Theon. Quizás éste sea el Theon más de verdad, el que se esconde detrás de la sonrisa, el que responde a cada interrogante que se formulaba sobre él en Juego de Tronos.

He encontrado gente que declara que este Theon es su personaje favorito de la saga y gente que asegura que le odia. Yo, particularmente, me sitúo en un punto intermedio. Aborrezco algunas de las decisiones que el personaje toma en este tramo, pero disfruté de sus capítulos como de pocos. No me cae bien, pero me fascina lo tremendamente bien dibujado que está.

Es una caricatura de sí mismo cuando se encuentra con su hermana.

Es una sonrisa burlona constante cuando descubrimos sus planes de traición.

Es pura ingenuidad cuando todo su mundo se va desmoronando.

Es la viva imagen de la desesperación cuando toma su decisión más terrible.

Es una maldita espiral de ambiciones, intenciones desmedidas, mentiras y fracaso. Es una explosión en el medio de una trama ya de por sí compleja a la que sirve como catalizador de tragedias y ruina.

Y es tan disfrutable como desesperante.
"Bugger the Drowned God. If he troubles us, I'll drown him again. We're off to war within a fortnihgt. Would you send me into battle all sleepless with longing?"
"Gladly."

Reek

[En este apartado hay algún SPOILER de Baile con Dragones, creo que no muy grandes, en todo caso, posiblemente sea mejor que no lo leáis si no habéis terminado Choque de Reyes]

Imagen de 2x2x2

El último Theon ni siquiera se llama Theon. Reek es apenas un hombre, más bien es un animal, un pobre diablo, un despojo, los restos de alguien. Le ha costado mucho aprenderse su nombre “Reek, it rhymes with weak”, y sabe que es peligroso recordar cómo era antes de conocerlo.

Los capítulos de Reek son lo más impresionante que encontramos en el quinto libro de Canción de Hielo y Fuego. Oscuros, duros y conmovedores [en la primera acepción que la RAE da al verbo conmover] como ninguna otra cosa que podemos encontrar en la saga. A través de su decadencia y de su absoluta desgracia, encuentra la redención a nuestros ojos. Detrás del hundimiento de Reek está el arrepentimiento de Theon.

Y detrás de la debilidad de Reek, el miedo de Theon. Es un hombre anulado, casi inexistente. Y cuando, poco a poco, vuelve a recuperar parte de su humanidad, algo de ese miedo se va disolviendo. El final de Baile con Dragones [impresionante final, ejercicio perfecto de aplicación del efectoZeigarnik] nos deja a un Theon aún trastornado, pero parcialmente liberado de las cadenas de su miedo y con la promesa de ser un personaje fundamental en los pasajes que faltan de la historia, porque hay cosas que sólo él sabe y hay pactos que sólo a través de él se podrán cerrar.

Sólo recordar la última escena en la que le vemos me hace sentir escalofríos… Permitidme que os la traiga aquí:
"Sister. See. This time I knew you."
Asha's heart skipped a beat. "
Theon?"
His lips skinned back in what might have been a grin. Half his teeth were gone, and half those still left him were broken and splintered. "Theon," he repeated. "My name is Theon. You have to know your
name."
Sólo el tiempo nos dirá cómo va a ser el cuarto Theon, mi única apuesta es que todavía tendrá mucho de Reek en él. Y que dará mucho que hablar.

2 comentarios:

mintonia dijo...

Me ha encantado este análisis de Theon. Suele ser un personaje odiado por casi todo el mundo, pero me parece tan humano que inevitablemente se ha convertido en uno de mis favoritos. Lo que Ramsay le hace en el último libro no tiene nombre.

Lume dijo...

El caso es que lo que hace en Winterfell es difícil de olvidar, entiendo que generalmente no se le trague... pero sus tramas son TAN buenas y está TAN bien dibujado que yo no puedo odiarle... Ramsay y su padre (sobre todo su padre) son los mejores malos de la saga. Son malos perfectos.

Gracias por comentar :) Me alegro de que te gustara el post!