Capitulando... Don't tell me what I can't do

Venga, soltáos, ¿qué os parece cómo se está pintando la sexta de Perdidos? ¿Rara? ¿Desconcertante? ¿Excesivamente mística? ¿Confusa? ¿Genial?

A mí, pareciéndome un poco de todo lo anterior, me está gustando. Me gusta el concepto de flash-aside, o cómo queráis llamarlo, que están usando. Y me gusta que se empiecen a colorear los lienzos del final, aunque sea poco a poco y añadiendo alguna pregunta más, que en ocasiones hasta encabronan un poco.

Pero, ¿qué más da? ¿Vamos acaso a decirles a los guionistas, a estas alturas, qué es lo que no pueden hacer? Yo, desde luego, no. Y menos habiéndonoslo pedido tantas veces. Porque hay dos frases en Perdidos que a mí me han tocado la fibra. Una, casi irrelevante, subtitula mi blog desde hace unos años. La otra es una filosofía de vida, de algunos personajes [principalmente de Locke] y de la propia serie en sí: no me digas lo que no puedo hacer.

Me he documentado un poco y son varios los que han llegado a pronunciar estas palabras.
  • Locke las ha dicho con ira y calma, en momentos de enajenación y de misticismo.
  • Jack, como nos tiene acostumbrados, las ha dicho con un cierto atisbo de locura.
  • Claire las dijo un poco al revés.
  • Charlie quizás se estuviera burlando al pronunciarlas.
  • Eko reivindicó el botón de la escotilla con ellas.
  • Ben, ay Ben, nos las dijo con su mirada de me-sorprende-que-no-veas-que-esto-es-lo-que-hay-y-punto.
  • Y la némesis, el anti-Jacob, el hombre de negro, también nos las ha dicho, la misma precisa cadena de palabras.

Así que, entendamos el mensaje, a su vez, como un metamensaje. No tratemos de decirle a Lost hacia donde no puede girar. Hemos llegado hasta aquí jugando, ¿no? Sigamos el juego un poco más, sólo un poquito.

9 comentarios:

El estúpido indolente dijo...

Sinceramente? creo que Lost es una mierda.
Una seríe que vende humo, y que los cuatro (o los cuatro millones) de gafapastas que hay en el mundo se han flipado con algo que no tiene ni pies, ni cabeza.

Hala.

Enrique dijo...

Estoy contigo. Lost no es Santo de mi devoción pero he de reconocer que esta sexta temporada me está enganchando más que ninguna otra anterior. ¡Vamos a ver si siguen con este nivel!

Lume dijo...

@El estúpido indolente, sí, Lost vende humo, siempre lo he dicho: tienes que dejar que la serie te engañe, si no, es mejor no verla ^_^ Pero si entras en el juego, creo que puede llegar a ser muy atractiva (para mí lo es, y todavía no he alcanzado el gafapastismo).

@Enrique, me costó admitir los dos primeros capítulos de esta sexta temporada, ¡demasiadas cosas raras nuevas! Pero ahora estoy tremendamente encantado. Sí, esperemos que siga así!

Chans dijo...

El último capítulo me ha gustado más que los anteriores, pero me esperaba más épica para la última temporada... Que llevamos 7 años viendo esto coño!! Que menos que acabar a lo grande!!

Aún así, tengo fe...

Ayné dijo...

Pues fíjate que a mí el último capítulo es el que menos me ha gustado... pero bueno, como bien dices, esperemos un poquito más para ver en qué acaba todo esto ¿no?

Estoy segura de que no nos defraudarán. Aunque con toda la expectativa que han levantado, lo tienen complicado, jeje.

Por cierto, me gusta mucho cómo has enfocado este post ;)

At. dijo...

Pues yo creo que la serie está muy bien... evidentemente, para una serie. Hay algunos que piden demasiado. ¡Señores, que estamos viendo la tele! Hay gente con tiempo, que gustan de buscar acertijos y pistas, trazar teorías, intentar adelantarse más aún de lo que habrán planeado los guionistas. Hay otros que nos contentamos con verla como quien come palomitas. Lo que sí es fundamental es entregarse al juego y suspender la incredulidad, como bien dice Lume. Y si lo haces, pasas un buen rato, que es para lo que uno debería ver la serie. El que quiera filosofía profunda y simbolismo místico, que se vaya a leer libros, o ver un cuadro. Que hay medios para todo. Por supuesto que hubiera estado genial que los tíos hubieran terminado los guiones de las siete temporadas antes de empezar a rodar la serie, atado todos los cabos, y creado una historia perfecta, pero no son novelistas, sino guionistas de Hollywood, y no trabajan así, ni lo harán, ni deberíamos engañarnos esperándolo. Además, ciertas historias inconclusas, como Twin Peaks, Carnivale o Firefly acaban dejando hasta buen sabor de boca en sus chapuceros finales, una sensación como de morriña.

Lume dijo...

@Chans Seguro que la épica llega, no puede ser de otra manera ^_^

@Ayné Gracias! Empezaba a pensar que este post había quedado demasiado bizarro! :-)

@At Totalmente alineado con tu opinión. Y aprovecho para señalar que Firefly mola!

At. dijo...

¿Y Carnivale? ¿Aún no la viste?

Lume dijo...

Nope, ni Twin Peaks... A ver si me animo, pero últimamente no estoy al nivel de antaño.