Huellas

Cada vez que me lavo las manos en el trabajo, dudo si debería secármelas con papel o con la máquina de secar manos con chorros de aire. Me cuesta decidir cuál tiene menor impacto en el medio.

No sé si el papel es o no reciclado.
Ni de qué fuentes llega la electricidad que hace funcionar a la máquina secadora.
Ni cuánta energía es necesaria para fabricar un trozo del papel.

Es curioso cómo para algunas cosas nos obsesionamos por dejar una huella, y en otras nos devanamos los sesos para que ésta sea mínima.

7 comentarios:

noafter2am dijo...

Cuando lo averigües, anota lo siguiente: ¿es preferible (en términos de sostenibilidad) afeitarse con cuchilla o con maquinilla eléctrica?

Jorge Rivas dijo...

Sécatelas en el pantalón...

Lume dijo...

@noafter2am Pues no es una pregunta nada obvia, ya que con la cuchilla, desechas plástico y gastas agua, mientras con la maquinilla, gastas electricidad. Uff. Hay que pensarlo.

@Jorge, sin duda, la huella menos perenne, sería la del agua en mi pantalón. ¡Qué crack! ^_^

noafter2am dijo...

Si mi pregunta no era a lo loco, eh? Es algo que llevo mucho tiempo planteándome, y no tengo respuesta.

Por otro lado, sí lo de secártelas en el pantalón no es mala opción, pero... ¿y si te limitas a sacudir las manos hacia el cristal? :D

Jorge Rivas dijo...

Uhm... le veo un par de fallos. El primero es que se secan menos. El segundo es que es cristal se ensucia y se tiene que limpiar con m'as frecuencia. Lo de salir con las manos sin secar e ir sacudiendolas de camino a la mesa, sin embargo... xD

noafter2am dijo...

(Obviamente me refería al espejo, un lapsus). Pero sí, Jorge Rivas, tienes razón.
Lo de ir sacudiéndolas de camino a la mesa... depende de la distancia que haya, y de lo "sensible" al agua que sea al camino (mesas con papeles, por ejemplo).

Lume dijo...

Me quedo con la solución de sacudirlas por el camino. Ahora tendré que bajarar cómo de mal visto estará que acuda a cualquiera de estas opciones totalmente verdes dentro del entorno laboral... ¡Muchas gracias por ampliar esta disertación, chicos!