Las 7 razones por las que ya no voy a Sol

Hace exactamente una semana, escribía un post en Ciberneticaeterna, esperanzado por la iniciativa de acampadas surgida a raíz del movimiento #15M. Al día siguiente, contaba aquí mis sensaciones al visitar la #acampadaSol. Eran, principalmente, buenas sensaciones. También señalaba algunas cosas que eran susceptibles de suponer un mal final a todo esto. A partir de ahí, tristemente, mi percepción de la #SpanishRevolution fue, poco a poco, en picado. Las cosas malas han ido apoderándose de un feudo que debió ser de todos.

No he vuelto a Sol, ni volveré. Aquí están mis razones:
  1. Pérdida de foco. El movimiento #15M era un grito de protesta. Sol ya no es eso. En Sol se escucha de todo, y las voces que hablan de lo que nos molesta a TODOS, de lo que nos llevó a las calles, se desdibujan y se pierden en el lienzo. No hay foco, ya no luchamos para que se escuche el descontento con la ley electoral, la corrupción y la ayuda del Gobierno a los mercados por delante de los ciudadanos. Era necesario defender un #consensodemínimos y el no hacerlo nos ha llevado al fracaso. [Un par de reflexiones de "gurús 2.0" que apuntan a este consenso de mínimos aquí y aquí]
  2. Ya no somos apolíticos. El gran triunfo de las acampadas era su amplia representatividad, lo fácil que era sentirse parte de ese movimiento. Hemos perdido esto gracias a la cantidad de propuestas surgidas de las asambleas, todas en el mismo lado del espectro ideológico-político. Independientemente de mi postura respecto a dichas propuestas, esto no debería haberse tratado de eso. Nos separa y nos etiqueta. Ser apolíticos era nuestra principal arma, y la hemos perdido.
  3. Imagen desvirtuada. Ahora en Sol hay un huerto, se reparte tabaco y bocadillos a quien sea, se montan talleres de cuentacuentos, hay señores regalando abrazos, chavales de botellón... ¿Hola? ¿Cuándo nos convertimos en una comuna que okupa [así, con "k"] una de las principales plazas de Madrid? Una vez más: esto no iba de eso. Me da igual que sea culpa de unos pocos o de unos muchos, la imagen se ha desvirtuado. No se nos debería ver como una panda de hippies o perroflautas, independientemente de lo acertada que sea la valoración. La imagen de Sol se ha desvirtuado terriblemente, y lo hará más cuanto más dure la iniciativa. Y deberíais saber que me duele decir esto.
  4. Qué es reflexión y qué no. El sábado, jornada de reflexión según las leyes que deberíamos acatar, por más o menos que nos gusten, estuve en la acampada de Valladolid. Era el primero en defender que se mantuvieran las acampadas durante ese día y el siguiente, no podíamos perder la inercia. Pero siguiendo las reglas. Dejar un micro abierto para que todo el mundo haga su pseudo-mitin no es seguir las reglas. Lo siento, pero eso no es reflexión. Es tratar de convencer. Deberíamos haber estado allí, por supuesto, hablando [reflexionando] con el de al lado, pero no gritando consignas. Y se gritaron.
  5. Sin respaldo en las urnas. El duro palo de lo acaecido el 22M demuestra que somos demasiado pocos como para seguir con una iniciativa tan tremendamente invasiva como es esta serie de acampadas. Sí, hubo muchos votos en blanco, muchas abstenciones y muchos votos nulos. Sí, aumentó el apoyo a terceras opciones. Pero casi la mitad de las personas con derecho a voto [nada menos que el 42%], siguieron eligiendo a PP o PSOE [más otro 2% que apoyó a CIU]. No hace falta señalar lo naïve que es pensar que la otra mitad del país sí apoya esta iniciativa. Somos demasiado pocos, es duro, pero es lo que han dicho las urnas. Hay que convencer a más, sí, pero no estamos legitimados para seguir métodos tan invasivos. [La imagen que dejo abajo la encontré en el Twitter de @fmenendez, al parecer sale de la página de Facebook de Democracia Real Ya. No he podido verificar los datos con los del Ministerio del Interior]
  6. Las asambleas tampoco me representan. Punto. Eso, lo siento, tampoco es democracia. No me siento representado por un "órgano" auto-erigido, que no tiene mi voz, ni mi apoyo. No sé quién está en las asambleas, no sé cómo de capaces son de hacer propuestas realistas, fundadas en conocimientos [más allá de meros ideales] y serias. Lo siento, pero no hay potestad ni, probablemente, competencia en las asambleas.
  7. Desencanto. La razón más importante: siento que nos han robado la revolución. Cómo y quién ha sido, sólo lo sé a medias. Gente con ínfulas de grandeza, empujadas por el ansia de cambio y el apoyo que todos les mostramos, han llevado la #SpanishRevolution a un terreno en el que no debería haber entrado, asumiendo una representatividad de la que realmente carecen y olvidando por qué todos salimos a la calle. Leí en el twitter de @malditofriki una de las valoraciones más acertadas sobre nuestro amago de revolución: "Rebelión en la Granja 2.0". Leed la obra de Orwell, si no lo habéis hecho. Escribió sobre el desencanto que ahora, al menos yo, siento.
No me malinterpretéis, sigo creyendo firmemente que hay que defender las cosas por las que salimos a la calle el 15 de mayo. Pero esas cosas, no otras ideas polarizadas y abanderadas sólo por una parte de nosotros. Y debemos hacerlo de un modo menos invasivo, entendiendo que no somos mayoría, para bien o para mal. Volvamos a las manifestaciones, y volvamos a gritar que "no nos representan"... Yo espero no tener que acabar gritándoselo a la gente que lo intenta desde Sol...

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, yo fui el primer día y me parecía todo maravilloso, casi que estuve de las primeras, y después, tuve que soportar que me miraran mal por no ir vestida como una andrajosa, e incluso que me preguntaran ¿Qué haces aquí? Pues lo siento, si criticas que te han echado del sistema...NO me cuadran las cosas. Ahora esto se ha convertido en movimiento hippy perroflauta, que sinceramente, estarían en cualquier manifestación. Y a mí, eso, NO me representa. Yo desde el primer día dije muy claro que no iba a aceptar a ningún líder, que yo estaba para manifestar mi malestar no para que me manipularan, eso ya lo hacen otros...Y en fin, seguiría seguiría. un saludo.

Anónimo dijo...

Estoy contigo, no falte ni un día en sol, pasaba allí dos o tres horas, y cuando paso el domingo, aquello se convirtió en una acampada libre extendida por las calles aledañas.

He estado en varias asambleas en una de ellas se votaba si el símbolo de Anarquía era político o no, salió que sí era un símbolo político, y para mi sorpresa se pospuso la votación para el final, que por suerte no hubo tiempo de volver hacer.

Yo por mi parte seguiré apoyando el movimiento porque creo que es bueno que nos unamos, pero parece que solo participan unos pocos, y se esta creando mucho ruido con propuestas que no son generales y que, curiosamente, son las que aparecen en los medios.

Espero que se llegue a un acuerdo de mínimos pronto y nos dispersemos, si no al final, lo políticos juegan al desgaste.

Saludos,
G:A

Anónimo dijo...

Efectivamente la acampada ha ido cambiando y seguirá así adaptandose según crezca. Os recomiendo volver y no solo pasear y ver las asambleas,sino participar en los grupos,dar vuestras propuestas y hacer visible vuestro malestar,ya que este espacio es de todos independientemente de nuestra vestimenta o ideología no olvidemos lo que nos une "la indignación". Llevemos nuestras ideas a un espacio comun que antes no tenips,pero seamos realistas y pacientes las diferencias enriquecen pero cuestan ser coordinadas.paciencia,olusion,partcipacion,protesta y no olvidemos que la acampada es un símbolo y lo importante es el
Movimiento.

Lume dijo...

Gracias a los tres por vuestros comentarios ^_^

Para el tercer anónimo, en mi opinión prácticamente todo el movimiento asambleario es lo que sobra. Creo (y es una opinión) que sólo hacía falta para coordinar las propias acampadas y decidir a través de qué vías hacer visibles las protestas. No propuestas. Insisto: no somos políticos. Que propongan ellos. Nosotros diremos "sí" o "no". Pero que oigan nuestro malestar, eso era lo importante.

¿Por qué sólo eso? Porque si no pasa lo que está pasando ahora: debates en los que el foco se aleja más y más del origen. Se ha hablado incluso de centrales nucleares, fábricas de armas, ley de extranjería... Nada que ver con lo que nos unía. Lo siento, pero yo volveré al "Movimiento" cuando éste vuelva a ser coherente con lo que fue el 15M.

(Además, el horario de asamblea no es compatible con mi horario de trabajo...)

Pucelana dijo...

No puedo estar más de acuerdo.He pasado de la ilusión a la decepción en unas horas.Como dices en Valladolid se votó por mayoría que el sábado sería concentración silenciosa,cual fue mi sorpresa cuando llegué y me encontré con micro abierto para clamar todo tipo de consignas políticas.Por lo visto se volvió a votar hasta y salió que de silenciosa nada.Me pregunto:¿si entre nosotros no sabemos respetar lo elegido por mayoría entre 2000 personas como podemos exigir que se haga a gran escala con millones de ciudadanos?.La idea era genial,pero no supimos gestionarla.Una lástima.

daniel dijo...

Como siempre, hay una dispersión popular enorme. Está claro que es muy difícil hacer una protesta a nivel estatal y que todo el mundo esté 100% con todas las propuestas/protestas. Yo sinceramente creo que sí que debería ser un movimiento político porque si no,a la vista está, no sirve para nada.¿Porque pp y psoe van a querer cambiar una ley electoral que les favorece?No tiene sentido. Si el movimiento 15-M fuera político, se instaría a la gente a ir a votar ( y por supuesto no en blanco o nulos,q no sirven para nada ).Si en mi ciudad los 100 votos nulos fueran a partidos como IU,UPyD u otros...seguramente el PP no hubiera sacado mayoria absoluta. Nos gustará o no el sistema, pero lo que la gente tiene que entender es que lo único que vale es castigar en las urnas.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que el camino que está llevando el movimiento no es el correcto.

Si la intención de todos nosotros es crear una nueva "Constitución del 15M", no creo que sea posible y ni siquiera sensato. Cambiar las leyes es algo muy complicado y lento.

Si la intención es que los políticos escuchen nuestras quejas, Éste sí es el camino. Aunque desde mi punto de vista las escucharán y se reirán diciendo que somos 6 muertos de hambre quejándonos.

En mi opinión hoy en día tenemos más poder como consumidores que como ciudadanos. Si la intención es cambiar algo podemos hacerlo la semana que viene poniéndonos de acuerdo para pacíficamente "atacar" a las grandes empresas. Por ejemplo, ahora que Telefónica ha inicado su ERE de 8500personas, una forma muy fácil de atacar a esta empresa sería la de animar a todos los que tienen movistar a no usar su movil durante la semana del 30 Mayo. La mayoría de las llamadas no son necesarias he incluso si en un momento dado es por algo urgente podríamos usar el móvil de cualquier amig@.

Si cada vez que una empresa hace un acto como este tuviera represalias de este tipo por parte de los consumidores, se lo pensarían más a la hora de despedir a tanta gente.

Yo voto por el:
"30M Semana contra TELEFONICA"

Lume dijo...

Gracias por los comentarios! Me tranquiliza ver que mi opinión no es tan extraña y que hay gente de acuerdo conmigo...

Pucelana: curioso el dato que comentas de las asambleas acerca del sábado en Valladolid, no lo sabía. Me parece todavía más decepcionante que se acordara que sería una concentración silenciosa y luego se formara la que se formó. Lo peor es que estuve a punto de coger el micro para decir, entre otras cosas, que el micro sobraba. Pero me pareció excesivamente incoherente :-S

Daniel: yo no creo que la vía sea necesariamente la formación de un partido político, pero lo cierto es que entre lo que tenemos ahora y esa opción, prefiero la que tú planteas.

Anónimo: lo que sugieres me parece una gran idea. Puede que la aplicación práctica sea algo complicada, pero es una forma de canalizar nuestro poder como consumidores.

Dejo una bola extra: he leído que se ha aprobado un acuerdo de mínimos en la acampada con cuatro puntos. No me atrevo a volver a ser demasiado optimista, pero eso supondría un gran avance hacia la unidad que debería haber detrás del movimiento.

LuisGP dijo...

Como te adelantaba por twitter, las cosas a dia de hoy han cambiado:

- Se está recuperando el foco mediante el #consensodemínimos. Han escuchado la meta-indignación ;) y están reculando a los origenes.

- Nunca han sido apolíticos. Han sido apartidistas. El tema va de política... ¿cómo ser apolítico entonces?

- Sigo completamente en contra del Huerto y otras cosas, pero la organización y el control se está recuperando progresivamente en Sol, por lo que he podido escuchar de amigos que han pasado por allí estos dias. Los mismo que me dijero de primera mano cómo degeneraba.

- Sí ha habido respaldo en las urnas... PP-PSOE han perdido en total un 5% de votos. De ésa fuga un 2% aprox. ha ido a otros partidos. Quizás el mensaje no ha calado suficiente, pero está claro que el descontento ciudadano está ahí. Es obvio que estas cosas no salen de un dia para otro...

- Las asambleas están muy relacionadas con el primer punto. Es una buena idea mal llevada a cabo. Se dispersó y se perdió el foco.

- Recuperémosla ;)

Un abrazo!

Anónimo dijo...

que facil es rendirse y quejarse de lo que otr@s hacen mal, para llegar al consenso hay que escuchar a tod@s, no salir corriendo cuando encontramos diferencias de pensamiento, o pretendemos ser clones bajo una misma idea???? RESPETO es lo que pedimos y lo que debemos ofrecer a l@s demas, y escuchar a l@s demas nos dará la respuesta para encontrar el camino que buscamos y en el q cabemos tod@s, espero que reflexioneis y aporteis ideas constructivas para mejorar nuestra situacion, y acabar con las injusticias y el abuso de poder, es necesario debatir las opiniones diferentes, no juzgarlas sin conocer...pues tanto prejuicio y tanta etiqueta anula lo que somos de verdad: PERSONAS. ESCUCHEMONOS, es lo que tambien pedimos a l@s que nos representan no? pues antes de predicar demos ejemplo!

Indignada al cuadrado dijo...

Daniel, creo q te equivocas al decir "Si el movimiento 15-M fuera político, se instaría a la gente a ir a votar". En general creo q hay una confusión al respecto, y por eso tb las asambleas se pierden por derroteros q no vienen al caso. "Político" es una colectividad, simplemente, que decide cómo quiere vivir, un ser humano no es un ser político de por sí, lo político es el espacio que hay ENTRE las personas. Luego hay muchas maneras de organizar lo político: democracia, partitocracia, expertocracia, etc. Y dentro de la democracia tb hay varios tipos: deliberativa, representativa (q es la q tenemos), etc. Por último, hay muchas formas de voto: el voto cada cuatro años y, sobre todo, los referéndums, q sería la forma más adecuada, desde mi punto de vista (modelo cantonal suizo, por ejemplo)... Con respecto al último anónimo, el de "qué fácil es rendirse", me parece demagogia barata: la autocrítica es el motor de CUALQUIER movimiento coherente, si no, todos corren el riesgo de convertirse en dictadura... También una masa descontenta eligió a Hitler como una forma de solucionar sus problemas (y fue elegido democráticamente!), también el comunismo se expresó en campos de trabajo y de muerte y en dictadura... Son ejemplos extremos, pero el germen es el mismo: no pararse a reflexionar sobre qué está pasando. Este movimiento tiene muchas cosas buenas, pero tb hay q saber identificar las absurdas, las q surgen de una masa emocionada y acrítica (consigo misma)... Anónimo: tienes q aprender a diferenciar entre "faltar al respeto" y hacer una crítica, y Lucía, por lo q yo he leído, no ha faltado al respeto a nadie...
Para terminar: si de verdad crees en este movimiento, infórmate: en el plano en el q nos movemos (el plano de la esfera pública) no somos meramente "personas", sino personas jurídicas, o ciudadanos, y eso significa q somos portadores del derecho q nos otorga el Estado (es lo q se llama el paso del derecho natural -q viene del cristianismo- al derecho positivo). Por eso hay q cambiar lo q no nos guste del Estado, pero hay q hacerlo con sus propias armas (saber todo esto) y con las de la razón: la crítica.
Lucía es muy lúcida (el nombre le va genial), un saludo!

manolai dijo...

yo sólo quería llamar la atención sobre un detalle, y es que ningún medio -que a mí me conste- ha publicado ninguna encuesta sobre el apoyo/rechazo social al Movimiento 15M, y esto es sintomático
creo que nuestro desencanto era algo previsible al ver que un movimiento tan inusual, espontáneo inarticulado -agua entre los dedos- cobraba tanta energía y tamaño
creo que la autocrítica es una virtud tan buena como escasa. y exótica, diría. leer vuestras líneas sabiendo que sois parte de 'esto' me hace creer aún más en nosotros.
pero no olvidemos que el sistema al que nos enfrentamos no es autocrítico y no le importa, y que a sus ataques verbales y físicos se añade el 'super-ego' del débil, éso que nos exige ser coherentes, intachables, perfectamente justos... para que se nos dé esa razón que se nos niega, para justificarnos a nosotros mismos. zanahoria delante del burro. (pocos casos como el España-Holanda en el que se gana por las buenas y convenciendo, contra la sucia guerra total del enemigo)
creo que esa (auto)exigencia moral de ser bueno, justo, pacífico, coherente y entonces ya veremos... es un viejo yugo burgués que los de abajo no terminamos de sacudirnos. es nuestra debilidad, nuestro lastre. sobre todo, porque la perfección no existe, y ni siquiera uno a uno nosotros mismos somos 100% coherentes

(P.S. ¿quién es Lucía?)

manolai dijo...

vale, ya sé quién es Lucía.
mis disculpas

Elena dijo...

te apoyo plenamente. Quizá debería hacerse un reintento más adelante. Pero un reintento con 5.000.000 de parados, con 4.000.000 de funcionarios a los que han rebajado su sueldo, con jóvenes con carreras "inútiles" (= no-útiles, =que no les sirven para nada),...
Porque el origen de todo esto es que el gobierno (de turno) se olvida de los que les han votado.

Indignada al cuadrado dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, manolai, sólo he advertido de no terminar convirtiéndonos en una masa acrítica. Y para ello, lo más importante es la duda, la reflexión y la cultura, porque el Estado de derecho es un entramado muy complejo, y si de verdad queremos cambiarlo, debemos ocupar más nuestro tiempo en conocerlo que en hacer talleres de espiritualidad, como se ha hecho en Sol (danza para la bendición del maíz?? venga ya! y luego exigimos una educación laica, menudo ejemplo!). Por último, manolai, el sistema no puede ser ni crítico ni acrítico: porque es una máquina burocrática autorregulada, funciona con independencia de los individuos (recomiendo al q quiera dos libros muy interesantes: "La ética protestante y el espíritu del capitalismo", de M. Weber, y "Problemas de legitimación del capitalismo tardío", de J. Habermas), el sistema como mucho puede ser eficiente o no, y eso tb es un riesgo: el nacionalsocialismo fue uno de los sistemas más eficientes, y se cargó a seis millones (o más) de personas. "Eficiente" no quiere decir "ético". La ética, o el derecho, lo tenemos q introducir nosotros, los individuos, por eso: opinar es un derecho, pero debe ir siempre acompañado del deber de la información, de la cultura, cierta dosis de escepticismo (q no de cinismo) y sobre todo crítica y autocrítica. Pongo otra vez el ejemplo: el comunismo se planteó, teóricamente, como una de las formas de gobierno más justas; pero degeneró hasta convertirse en dictadura, además una dictadura criminal, por falta de autocrítica, entre otras cosas.
Un saludo

Indignada al cuadrado dijo...

Por cierto, LuisGP, estoy también completamente de acuerdo contigo, no había leído tu comentario hasta ahora. Sólo espero q de verdad hayan cambiado, como dices, porque en otros puntos de España siguen con la misma pantomima... En fin, un saludo y mucho ánimo a todos

Anónimo dijo...

-.HoMBReCHisTERa.-

Si se emplean ciertos términos por
favor, que se empleen bien.

Primero. Yo también he tenido la sensación de que este movimiento estaba tomando un cauce dirigido por unos cuantos. Hay dos opciones, quejarse y alejarse o, si de verdad se cree en este movimiento,quejarse allí, ante todos y luchar por él. Lo primero siempre es más fácil...

Segundo. Este movimiento es apartidista, no apolítico. No puede ser apolítico por mera definición y naturaleza. Si se lucha por una democracia verdadera, y la democracia es un sistema político ¿cómo ser apolíticos?

Tercero.- Dices "sin respaldo en las urnas" y al momento también que crecieron los votos en blanco y los nulos. Eso, amigo mío, se llama contradicción. Lo que no se peude pretender es que un país dormido durante 40 años reaccione en 2 días. Paciencia y perseverancia.

Cuarto.- Las Asambleas son, histórica y conceptualmente, el órgano máximo de representación y dirección dónde se plantean y consensuan las propuestas. Están legitimadas (potestad y competencia son otros conceptos) por el mero hecho de que quien las constituye es el propio pueblo, quien tiene el poder soberano según nuestra Cosntitción. Cosa bien distinta es que no estés de acuerdo con todas y cada una de las decisiones que se tomen. Es un órgano multitudinario, no está para complacer todas y cada una de las voluntades particulares, sino la general.

Quinto.- Las manifestaciones son un arma, no el único arma. Si únicamente nos movemos en manifestaciones se nos verá como un movimiento de queja, sin propuestas ni soluciones. Que es lo que se intenta solventar con las Asambleas.

Lucha y hazte oír, que ahora, se nos escucha a todos y cada uno de los ciudadanos. Y paciencia amigo, paciencia.

Lume dijo...

Se acumula el trabajo, no sé si voy a conseguir responderos a todos :-( Para empezar, a mí no me ha quedado claro quién es Lucía :-S investigaré más...

Luis, empiezo por ti: estoy de acuerdo en que se vuelve a buscar un foco en toda esta película, cosa que me alegra sobremanera. Seguiré mirando desde fuera, para volver a unirme en el momento en que vuelva a creer que esto es bueno (no será en una acampada, eso lo tengo claro).

"Apolítico" creo que fue una palabra erróneamente escogida... Debería haber dicho más bien "políticamente no polarizado"... no en términos de "izquierda y derecha". Pedir una democracia más "democrática", menos corrupción, menos paro, etc. no es política de izquierdas, ni de derechas. Cuando se empezó a hablar de cosas como, por ejemplo, nacionalizar la banca, esto se perdió.

Otra de las cosas que habéis apuntado varios es el tema del 5% de aumento del voto nulo. Que sí, que es una diferencia, pero no es representativa si un 42% de las personas con derecho a voto siguen votando en las mismas direcciones. Para mí no es contradictorio decir que hubo un aumento del voto blanco y nulo y que las urnas no respaldan este movimiento (hablo de las acampadas, no del 15M). Tendría que haber sido un cambio mucho más significativo para legitimar la ocupación de plazas.

Para HoMBReCHisTERa, las asambleas pueden ser conceptualmente lo que sean, pero sigo pensando que no tienen competencia, ni potestad. Lo primero, por cierto, también se aplica a muchos políticos...

Respecto a los comentarios en línea de que lo que hago es lo fácil (¿?), directamente, no los entiendo. Me uno a las cosas en las que creo y explico por qué dejo de participar en las que dejo de creer. No es fácil, ni difícil, es lo que entiendo por ser coherente (para empezar, conmigo mismo).

Creo que dejo cosas sin responder, pero no quiero extenderme más. Eso sí, es importante decir que, por más que defienda que se terminen las acampadas (repito, las acampadas, no el espíritu de cambio que nos llevó a ellas), me horroriza ver lo que hicieron los mossos en Barcelona.

Indignada al cuadrado dijo...

Hombrechistera, te contesto:
Discrepo totalmente contigo en lo q dices acerca de las asambleas: "Es un órgano multitudinario, no está para complacer todas y cada una de las voluntades particulares, sino la general". Y yo me pregunto: ¿qué es ese ente llamado "voluntad general"?, porque yo no lo conozco, lo que hay es una suma de millones de voluntades particulares, y tu tb te contradices, porque si las asambleas tienen sentido es precisamente para q se oigan todas las voces (todas las individualidades particulares)y no "la voluntad general", q es un mero formalismo teórico a la hora de analizar los resultados en las urnas (te recomiendo a Rosseau, q ya habló de todo esto, expresándolo mucho mejor q yo). Por otra parte, piénsalo un poco, si existiera, como dices, una voluntad general, ¿qué sentido tendría reunirnos en asambleas a debatir? ¿sobre qué debatiríamos? ¿sobre lo "de acuerdo" que estamos todos?
Las asambleas, ahora, tienen sentido desde un punto de vista LOCAL, no global, básicamente porque no podemos reunirnos 46 millones de personas en una misma plaza a deliberar. Dices tb: "Las Asambleas son, histórica y conceptualmente, el órgano máximo de representación y dirección dónde se plantean y consensuan las propuestas". Me parece q te equivocas, tanto histórica como conceptualmente: la primera asamblea conocida, q yo sepa, era el ágora griego, es decir, la plaza, y allí no se consensuaba nada, sólo se deliberaba; para la representación y el consenso y aceptación de propuestas ya estaba el senado. Luego hemos tenido unos, digamos, en Europa, casi veinte siglos de, siguiendo un orden y a grandes rasgos: teocracia, monarquía, oligarquía, despotismo ilustrado, dictaduras, etc., y todo lo demás q imagino q conocerás... No sé, "históricamente" dónde han tenido peso las asambleas (que no digo que no sea una pena, porque habría sido genial, pero no ha sucedido así). Y, conceptualmente, las asambleas no se atribuyen el poder de decisión, es sólo un órgano consultivo y de debate.
Por último, no sé por qué para ti "quejarse" significa "alejarse", eso es un poco maniqueo, no? La crítica es una forma de seguir presentes: prueba de ello es q estamos aquí, deliberando, no en una plaza (a la q yo sigo yendo todos los días, por cierto) sino por otros medios tb muy potentes hoy por hoy: internet. Lo q dice Lume a mí me parece muy cierto: las acampadas, a parte de convertirse en un circo, ya no tienen sentido en cuanto al movimiento 15 M. Me parece además, una vergüenza q sigan pidiendo comida y demás (para hacer talleres de cuencos tibetanos, en Sol) mientras hay un montón de gente muriéndose de hambre en la calle. Es sólo una cuestión de solidaridad civil, al menos como yo lo veo.
Lume: me he equivocado, lo siento, pensé q te llamabas Lucía porque alguien con ese nombre colgó tu reflexión en Facebook y accedí desde ahí. Mil disculpas por el error. Pero, te llames como te llames, lo q dices me parece muy lúcido y estoy de acuerdo contigo.
Un saludo!

Lume dijo...

Acabáramos! Eso lo explica todo (incluyendo el aluvión de visitas de Facebook que me están llegando, que supera con mucho los amigos que tengo yo allí!). No hay problema, no te preocupes... mi nombre es Raúl, y alguien que usa con tan buen criterio la palabra "maniqueo" en una discusión, será siempre bienvenido por mi blog, me llame como me llame ^_^

Anónimo dijo...

-Marcos Robert- Fcb

Creo solemnemente que la única alternativa posible para cambiar las relgas del juego (que no nos gustan), es aprenderlas, comprenderlas y dominarlas... y luego ya se puede postular la reconducción, objetiva o subjetiva, hacia otro destino del sistema.
Meramente con protestas en contra de sus más arraigados intereses no conseguiremos nada, unicamente que se rían de nosotros, (ni soy un perroflauta, ni se le ocurra a un Mosso tocarme porque lo pongo a escuadra...), la unica manera de extirpar las desigualdades DE CLASE, la CORRUPCIÓN, la INJUSTICIA contínua, el COMERCIO con VIDAS... (aparte de matarlos a todos) es dominar su juego y castigarlos donde les duele, en las URNAS, y como se consigue eso? con un partido político que de base tenga el consenso, de cuerpo Los DERECHOS HUMANOS, ECONÓMICOS, SOCIALES, CIVILES y POLÍTICOS de los gobernados, y de cabeza, Gente Capaz y Honrada, que trabaje por y para el pueblo (al que pertenecen), Y en mi opinión, tender hacia el beneficio común y no hacia el personal, (olvidando los grandes traumas del pasado, y las desvirtuaciones y desibujos de los principios corrompidos), se llama políticas de IZQUIERDAS y no de DERECHAS, tanto es así que en ello radica la única razón por lo que me considero de Izquierdas, si no, Iré a lo mio, como los demás, y consideraré solo mi faceta personal interna, y no la externa de cara a la comunidad... Y podréis llamarme lo que queráis, pero pienso así, Me autocritico más de lo recomendable para la salud mental y sin embargo estoy tremendamente seguro de mi mismo. Tanto, como para compartir mis ideas más radicalizadas con vosotros sin importarme si me criticaréis por ello. Porque el Instinto es parte del ser humano, Porque lo "políticamente correcto" está inventado para dulcificar al político frente al pueblo, no para cornucopiar el odio que siente el pueblo por los políticos, si no se llamaría "popularmente correcto"... o quizá Enmienda de Permisividad de Sodomía Social... y ya que nos dan tanto por culo, yo por lo menos, no pienso poner buena cara.